COVID-19 El PP pide autocrítica a la Diputación porque “algunas medidas llegaron tarde”

Euskadi

El PP actuará con responsabilidad y pedirá que el gobierno foral rectifique errores. 

• Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava: “Se perdió una semana clave en Álava en la toma de decisiones”. 

• “Urge proteger a los trabajadores y reactivar la economía”. 

• Piden que se generalicen los test y se hagan las pruebas del COVID19 antes de que se presenten los síntomas serios. 

Declaraciones de Iñaki Oyarzabal

El PP de Álava ha pedido autocrítica a la Diputación Foral de Álava porque “algunas medidas llegaron tarde”. Así lo ha sentenciado esta mañana el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, durante la Comisión Permanente que se ha celebrado en las Juntas Generales de Álava con motivo de la crisis generada por la pandemia del COVID19 en el territorio alavés. Oyarzabal ha asegurado que “el PP actuará con responsabilidad y pedirá que el gobierno foral rectifique errores”. 

Según ha asegurado Oyarzabal, “se perdió una semana clave en Álava para tomar decisiones”. “Alguien tiene que explicar por qué Álava es el territorio que proporcionalmente tiene mayor número de contagios y de fallecidos por el coronavirus. Se han vivido momentos de angustia en nuestros hospitales y las residencias de mayores y seguramente tiene que ver con que no se actuó con la previsión suficiente, sin un plan de contingencia con el tiempo adecuado, se dieron informaciones contradictorias, ha faltado material, no se ha protegido a los profesionales sanitarios…”, ha indicado. 

El dirigente de los populares alaveses ha detallado cómo se sucedieron los hechos. El 27 de febrero se registró de manera oficial el primer contagio de coronavirus en Álava de una médica internista de Txagorritxu, que dio lugar al foco en el hospital y obligó a la cuarentena de varios facultativos. Dos días después, los responsables sanitarios alertaron sobre el vuelo semanal desde Foronda a Bérgamo, foco de contagio en Italia, cuya conexión no se canceló hasta el 10 de marzo, once días después. “¿Tomaron alguna medida del control del pasaje?”, le ha cuestionado Oyarzabal al Diputado General. 

El 3 de marzo se registraron ya los primeros contagios en una residencia de mayores en Álava, Sanitas, al parecer por contagio en Txagorritxu; el 6 de marzo se suspendió la cena de celebración del Día de la Mujer en Valdegovía, por recomendación de Osakidetza, y se limitaron las visitas en las residencias. 

Oyarzabal se ha mostrado tajante: “Dos días después, a sabiendas del riesgo que conllevaba para las personas se animó a acudir a las manifestaciones del Día de la Mujer el 8 de marzo y no se suspendió ningún otro evento de afluencia masiva deportivo cultural, etc. ese fin de semana, cuando en Álava ya había casi 80 contagios”. “¿Por qué no se alertó a la población? ¿Se minimizó la gravedad del problema? ¿El Gobierno Vasco no les avisó? ¿Reconoce que fue una imprudencia? ¿Quién asumirá alguna responsabilidad?”, le ha cuestionado el presidente del PP de Álava a Ramiro González, a la vez que le ha recordado que “es usted quien tiene la responsabilidad de reunir a los alcaldes y marcar directrices”. 

No hicieron nada con casi 100 contagiados, cuando ya el Gobierno Vasco conocía los riesgos porque al día siguiente suspendió las clases en Vitoria- Gasteiz, Labastida y Laguardia”, ha apuntado Oyarzabal. “Pero como no se adoptó ninguna medida adicional ni se dieron indicaciones precisas, se sacó de los colegios a miles de niños para que les llevaran sus abuelos a los parques y provocó seguramente muchos contagios en esos días”, ha apostillado. 

Los centros de mayores y de día se cerraron el día 12 de marzo y al día siguiente, el 13, el Gobierno Vasco declaró la emergencia sanitaria: cierre de los bares, restaurantes, competiciones deportivas, etc. Según ha indicado Oyarzabal, “en esa fecha ya había en Álava 259 personas contagiadas y 6 fallecidos, cuatro días después, 27 fallecidos, nueves días después, 103 fallecidos y otros nueve días después, 200 fallecidos… No se actuó con previsión, se minimizó el problema, no se preparó un plan de contingencia con tiempo y se dieron informaciones contradictorias, ¿se perdió un mes como dicen los expertos?”. 

Otra de las cuestiones que ha expuesto el dirigente de los populares alaveses es la actuación en las residencias de mayores de Álava, donde hay contabilizados 340 infectados y 72 fallecidos. “La tardanza en la suspensión de visitas a los centros, la ausencia de protocolos aplicados al personal sobre autoprotección y posibles contagios, el insuficiente suministro de material de protección necesario (ni EPIS completos, ni mascarillas, ni batas), los casi nulos aislamientos y separaciones recomendadas entre usuarios internos y la falta de personal han conllevado a una situación muy complicada en todas las residencias, tanto para los usuarios como para las trabajadoras”, ha denunciado Oyarzabal. “Urge proteger a los trabajadores, hemos visto como las propias trabajadoras de alguna residencia se han hecho sus propias batas con bolsas de basura porque no tenían material”, ha criticado. 

Oyarzabal durante su intervención ha citado la residencia de Samaniego, donde “nos consta que están contagiados la mitad de los usuarios y un tercio de la plantilla”, y la asociación APDEMA a favor de las personas con discapacidad “con más de 35 trabajadores contagiados”. Ante estos datos, “que son un ejemplo de la realidad”, Oyarzabal ha reclamado a la Diputación conocer el número de trabajadores contagiados tanto en los centros forales como en los privados y ha instado a “que se generalicen los test y se hagan las pruebas del COVID19 antes de que se presenten los síntomas serios”. 

Oyarzabal tampoco se ha querido olvidar de una de las decisiones “más incomprensibles”, desalojar a las personas de la antigua Clínica Álava para alojar positivos. “No entendemos esa decisión cuando existían otras posibilidades, ¿les parece razonable tratar así a las personas mayores y a sus familiares? Se decidió simplemente para no recibir la ayuda del ejército que ofreció montar un hospital de campaña”, ha sentenciado. 

Por otro lado, el presidente del PP de Álava ha señalado “la necesidad de reactivar la economía por el riesgo del cierre de empresas con inyecciones de liquidez rápida y sin tantas exigencias para que las empresas no caigan”. 

Entre las medidas propuestas por los populares alaveses dirigidas a los autónomos se encuentra la creación de un Plan Específico de Apoyo a Autónomos con el pago de su cuota por parte de la Diputación, un sistema de microcréditos de hasta un máximo de 20.000 euros con interés 0% para gasto corriente o circulante, la gestión de un Plan con las entidades bancarias para la moratoria o establecimiento de periodos de carencia para créditos y el pago de alquileres a través de bonificaciones a los propietarios. Asimismo, el PP ha 

pedido un Plan de Reactivación económica y de consumo con planes renove de impulso al comercio y la hostelería.