Covid-19: El crecimiento económico cae al 1,1% en el primer trimestre (HCP)

Internacional

Bajo el efecto de la crisis sanitaria de Covid-19, el crecimiento de la economía nacional se habría ralentizado hasta el +1,1% y se habría establecido en el -1,8% respectivamente, en el primer y segundo trimestres de 2020, en lugar del +1,9% y el +2,1% en ausencia del efecto Covid-19, según el Alto Comisionado para el Plan (HCP, por sus siglas en francés).

La propagación del Covid-19 a varios países habría deteriorado las perspectivas de crecimiento de la economía mundial para 2020, explica el HCP en su nota trimestral de perspectivas económicas, añadiendo que la desaceleración, o incluso el cese, de la producción, la interrupción de las cadenas de suministro y la ralentización de la demanda tanto interna como externa llevaría a un descenso de casi 2 puntos en el crecimiento mundial en 2020, hasta situarse en el 0,8%.

Así pues, el HCP estima que el crecimiento de la demanda externa dirigida a Marruecos habría disminuido en un 3,5% en el primer trimestre de 2020, en variación anual, en lugar del 1,3% previsto en ausencia del efecto de la crisis sanitaria, que sufre la disminución del comercio mundial y la reducción de la actividad de nuestros principales socios comerciales.

En esas condiciones, las exportaciones en términos de valor habrían disminuido en un 22,8% en lugar de aumentar en un 1,1%, prosiguió, señalando que el sector del automóvil, el principal sector de exportación (27% del total de las exportaciones), habría sido el que más habría disminuido.

En el sector de la confección, que representa el 11% del total de las exportaciones, las exportaciones de la confección y calcetería registraron una disminución de los pedidos de los clientes europeos. En el primer trimestre de 2020, las exportaciones en términos de valor de los productos textiles habrían disminuido en un 4,3%, en variación anual.

En cuanto a las exportaciones de fosfatos y derivados (17% del total exportado en términos de valor), se habrían visto afectadas por la disminución de la demanda externa de los mismos y la caída de sus precios mundiales.

Por otra parte, el HCP señala que algunos productos de los sectores agrícola y pesquero se habrían beneficiado más bien de una mayor demanda externa, en particular de legumbres y frutas frescas y cítricos, debido a la desaceleración de las producciones española, francesa e italiana, que es escasa en mano de obra en las explotaciones agrícolas.

Por su parte, las importaciones habrían disminuido en un 4,8% en el primer trimestre de 2020, en variación anual, en lugar del 0,9% previsto inicialmente, debido en particular a la caída de la factura energética, que representa entre el 13% y el 18% del total de las importaciones en términos de valor. La actual tendencia a la baja de los precios mundiales del petróleo crudo habría favorecido una disminución internacional de los precios de los productos refinados como el gasóleo y el fueloil (50% de los productos energéticos importados). En cambio, la factura alimentaria habría aumentado aún más por el incremento de las importaciones de cereales y piensos.

En ausencia de la crisis sanitaria, se esperaba que el crecimiento de la economía nacional alcanzara el 1,9% en el primer trimestre de 2020, en variación anual, en lugar del 2,1% en el último trimestre de 2019. Esta desaceleración, que comenzó antes del advenimiento de la crisis sanitaria mundial, se debió a una desaceleración del valor añadido fuera de la agricultura, cuya tasa de crecimiento habría sido del 2,5%, en lugar del 3% en el mismo período, explica el HCP.