Covid-19: Cinco millones de mascarillas de protección comenzarán a producirse en Marruecos

Internacional

Marruecos producirá 5 millones de mascarillas de protección a diario a partir del próximo martes con el fin de preservar la salud de los ciudadanos y evitar su infección por el nuevo coronavirus, anunció, este viernes en Casablanca, el ministro de Industria, Comercio y Economía Verde y Digital, Moulay Hafid Elalamy.

Durante una visita a «SoftTech», una unidad industrial especializada en el textil técnico que participa en la producción de estas mascarillas, el ministro subrayó que estas mascarillas de alta calidad abundarán en los mercados para satisfacer la demanda nacional.

Esta fábrica, que había comenzado su actividad produciendo bolsas de tejidos sin tejer a base de gránulos en el marco de la lucha contra las bolsas de plástico, empezó a producir 600.000 mascarillas/día antes de ascender gradualmente hasta 2 millones de unidades actualmente y se espera que alcance, el martes, una capacidad diaria de 3 millones de mascarillas, señaló el Elalamy.

Estas mascarillas, producidas en las condiciones óptimas de higiene, están ahora apiladas en paquetes de 10 unidades para prevenir la contaminación de los ciudadanos por el nuevo coronavirus, explicó el ministro, precisando que ya no lo estarán en los paquetes de 50 y 100.

Los lotes de producción de estas mascarillas están reservados únicamente a los ciudadanos marroquíes y no se exportarán, aseguró, añadiendo que las autoridades van a actuar contra todos los que producen y venden mascarillas no conformes.

Para establecer la norma marroquí que rige las mascarillas de protección de tejido, «hemos identificado dos normas internacionales que tratan, respectivamente, de las mascarillas de uso médico y de las de protección contra las partículas», ha indicado, el director del Instituto Marroquí de Normalización (IMANOR), Abderrahim Taibi.

Dado que esta mascarilla tiene por objeto proteger en ambos sentidos al portador y a su entorno, «hemos identificado los requisitos que nos podrían servir para ello», sostuvo, agregando que se trata, entre otras cosas, de las condiciones de higiene, las características dimensionales y la seguridad de los materiales utilizados para evitar el riesgo de alergia.