Congresista estadounidense: La administración Trump llamada a «denunciar» al Polisario y a tomar una posición firme en el conflicto artificial sobre el Sáhara

Internacional

El congresista republicano de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Paul Gosar, llamó a la Administración de Trump a denunciar al polisario que «abraza una ideología marxista», y a adoptar una posición firme para poner fin al conflicto artificial sobre el Sáhara marroquí.

Invitado el domingo al programa de Medi1 «Con Marruecos desde Washington», Gosar indicó que «el presidente Donald Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo deben denunciar al polisario que abraza una ideología marxista, y luego vendrán otras reacciones», añadiendo que en esta cuestión «no se puede permanecer neutral».

En este contexto, el representante republicano de Arizona, que está en el Congreso desde 2011, dio el ejemplo de la política de Washington con respecto al Irán, señalando que la administración estadounidense ha «detenido los flujos financieros hacia Teherán e impuesto un embargo comercial que ha perjudicado la economía iraní».

«En esta misma lógica, las palabras deben ir de la mano con la acción en el terreno. Tenemos que garantizar la rendición de cuentas», dijo.

Interrogado por el locutor del programa, el ex embajador y portavoz del Departamento de Estado, Adam Ereli, sobre la colaboración entre Marruecos y los Estados Unidos, Gosar subrayó que el Reino «se encuentra entre los mejores países en lo que respecta a la aplicación de este programa, que es un pilar de las relaciones diplomáticas, a través de su contribución a la paz y la estabilidad».

Marruecos es uno de los países con los que los Estados Unidos mantienen excelentes relaciones en el ámbito de la cooperación en materia de seguridad, prosiguió, señalando que el Reino es «extremadamente activo en la lucha contra el terrorismo y las ideologías extremistas, al tiempo que promueve los valores de la tolerancia religiosa».

A este respecto, se refirió a la labor conjunta que Marruecos y los Estados Unidos están llevando a cabo en el frente de la lucha contra el extremismo, a través de varios mecanismos internacionales como la lucha contra el terrorismo en el África subsahariana, el Foro Mundial contra el Terrorismo y la Coalición Mundial contra Daech, subrayando la voluntad de ambos países de seguir consolidando esta cooperación.

El miembro del subcomité encargado del control y la reforma a nivel de la Cámara de Representantes estadounidense señaló que Marruecos, «por su historia secular y su posición estratégica, es un socio esencial de los Estados Unidos».