Colombia: La moda si puede ser amigable con el medio ambiente

Internacional

De acuerdo con diversos estudios la moda es una de las industrias que más contaminantes del mundo, conscientes de esta situación son cada vez más las marcas que están buscando la manera de mejorar sus prácticas.

Esto incluye comprometerse a disminuir el consumo de recursos naturales, dejar de usar sustancias potencialmente tóxicas en la fabricación de sus prendas y en mejorar las condiciones de las personas que las cosen.
Como ciudadanos y consumidores tenemos una influencia que podemos ejercer sobre las marcas, exigiendo saber cómo y con qué insumos se fabricó lo que compramos y en lo que estamos invirtiendo nuestro dinero. Conocedores de esta circunstancia las marcas empiezan a implementar iniciativas que las permitan ser medioambientalmente responsables.


Olga Martínez se dedica a fabricar vestidos de baño. En muchas ocasiones luego de terminar una producción se quedaba con retazos de tela, tantos que la llevó a considerar que podría hacer con ellos. Después de darle muchas vueltas pensó en un accesorio para complementarlos, en su local vendía chanclas y de ahí vino la idea de decorarlas.


Empezaron recortando los retazos de tela en pequeños rectángulos, luego sumaron cuerda de colores y pequeñas pepitas. El resultado fueron unas chanclas únicas, llenas de colores y perfectas para las vacaciones. Esa tela que antes iba a parar a una caneca de basura encontró un nuevo propósito y se extendió su vida útil.


Aparte de haber logrado implementar las tres “R”, reciclar, reusar y reducir Olga ha generado un componente social. Las mujeres encargadas de embellecer estos accesorios son todas amas de casa. Mujeres que se han dedicado al cuidado del hogar y que gracias a este proyecto pueden trabajar desde su casa y ser productivas mientras cuidan a sus hijos.


Olga hace parte del GranSan, el centro de confección mayorista más grande del país y a donde todos los días llega a vender sus vestidos de baño, que cosen ella y su esposo y además, estas coloridas chanclas que se fabrican en Colombia, se decoran en Colombia y se venden divinamente.