CLIP da el primer paso en Vitoria-Gasteiz

Vitoria-Gasteiz

Más de cuarenta personas se reunieron en la presentación pública del proyecto para reflexionar sobre la iniciativa y los primeros estudios en marcha, con el objetivo de reducir la desafección política y propiciar espacios de colaboración 

Más de cuarenta personas se reunieron ayer en la presentación pública del proyecto piloto de CLIP, Ciudades Laboratorio de Innovación Política, en Vitoria-Gasteiz. A lo largo de dos horas, el grupo tractor dio a conocer al público asistente la iniciativa y los primeros estudios puestos en marcha para, a partir de esa información, compartir reflexiones y avanzar en las acciones que pueden empezar a desarrollarse para reducir la desafección política y propiciar espacios de colaboración entre representantes públicos, personal técnico y ciudadanía. Fue un encuentro muy enriquecedor, dinámico y plural en el que se evidenció el deseo de romper con el desencanto, el hastío y la desconfianza para, desde una perspectiva constructiva, regenerar las maneras de hacer política y recuperar su sentido original como servicio público. 

CLIP es un proyecto formado bajo el paraguas de la asociación sin ánimo de lucro Plan Biko por personas de diferentes trayectorias e ideologías con un objetivo común: implicar a representación pública, personal técnico, organizaciones y ciudadanía en la construcción de un modelo político más sostenible, participativo y transparente, con Vitoria-Gasteiz como campo de acción piloto. El hecho de que este desafío haya surgido desde el ámbito local no es fortuito, sino prácticamente imprescindible. Las ciudades y sus instituciones tienen, por sus características de proximidad, la llave para la transición hacia un modelo más justo, sostenible y transparente. 

CLIP quiere trabajar desde la Innovación Política, partiendo de estudios e investigaciones a partir de los cuales generar propuestas mediante la participación/formación de los agentes implicados y hacer seguimiento de la actividad pública. Los primeros trabajos puestos en marcha han sido un análisis de los programas electorales de los grupos municipales que consiguieron representación en mayo y una encuesta para medir la temperatura de la desafección en Vitoria. 

El estudio de los programas electorales, cuyo informe completo ya está disponible en clipvitoriagasteiz.org, partió de una singularidad: su análisis de acuerdo a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Los ODS son un marco establecido por Naciones Unidas, sustentado en el interés general, que ha sido globalmente aceptado y aterrizado en Euskadi a través de la Agenda 2030 para, desde lo local, avanzar hacia un modelo social, económico, político y medioambiental más justo y sostenible. Con esta metodología, el equipo trabajó en cada programa electoral clasificando las promesas de acuerdo a cada ODS, hasta recoger un total de 1.935 acciones. El siguiente paso ahora será buscar las confluencias de todos ellos para, haciendo seguimiento de la actividad pública y a través de espacios de participación, poner el 

PLAN BIKO https:// www. ciudadesclip.org Contacto: Jaione Sanz Benito https:// www. vitoriagasteiz clip.org Email: jaione@bikonsulting.com Facebook: @CiudadesCLIP San Vicente de Paúl, 3 bajo, Vitoria-Gasteiz (Spain) Twitter: @CiudadesClip Instagram: Ciudades CLIP 

Página 1 de 2 

foco ahí donde hay margen de acuerdo y conseguir que las ideas compartidas por todos los grupos se materialicen. En este sentido, CLIP considera fundamental un cambio de paradigma: frente a ese concepto tan manido de “oposición” política, hablar de “colaboración”. 

A la espera de esos resultados, CLIP ha emitido algunas recomendaciones a partir de las limitaciones y carencias detectadas durante el proceso: facilitar el acceso a los programas electorales, pues para el propio grupo fue muy difícil hacerse con ellos; su difusión de manera abierta y con tiempo suficiente para que la ciudadanía pueda analizarlos; ofrecer contenidos claros, precisos y con coherencia interna dentro de todo el documento; eliminar la excesiva generalización, como el detalle exhaustivo y las repeticiones innecesarias; y empezar a pensar en clave ODS. 

En este apartado, el público asistente propuso, entre otras cuestiones, convertir los programas electorales en auténticos contratos, evitar acciones muy concretas si se entiende la política local en continua evolución garantizando, eso sí, que todo lo que se haga responda a unas líneas estratégicas bien definidas en estos documentos. Se trata de marcar un punto de inflexión respecto a la sensación general de que los programas se hacen “porque toca”, una impresión que acrecienta el desinterés ciudadano y hace que los partidos se tomen esta responsabilidad como “un mero trámite”. 

La encuesta, por su parte, tiene como objetivo medir la temperatura de la desafección política en Vitoria-Gasteiz (hacia el Ayuntamiento como institución, hacia los ediles que constituyen la Corporación y hacia los partidos con representación municipal), conocer las causas de dicha desafección y descubrir también la implicación política y social de la ciudadanía. Como se trasladó en el encuentro, es importante, además de exigir a nuestros representantes, tomar conciencia de que todo ser humano es un sujeto político, que cada decisión que toma día a día es una acción política, desde dónde compra el pan hasta si vota o no en unas elecciones. 

La intención del grupo tractor de CLIP era dar a conocer los resultados en la presentación pública, pero no fue posible. La encuesta, que contempla una muestra representativa de 400 personas de la ciudad, no ha finalizado por las reticencias encontradas a contestar. Una situación “muy significativa”, como coincidió todo el mundo, que evidencia la actual desafección política ciudadana. No obstante, se aprovechó el encuentro de ayer para contestar a las preguntas a mano alzada y reflexionar sobre ellas. Pese a que las personas asistentes acudieron al evento precisamente por su inquietud política, la gran mayoría reconoció una desconfianza elevada hacia los partidos, algo menos hacia la institución y la Corporación. Para revertir la situación, se propuso, entre otras cosas, rendición de cuentas abierta y transparente, compromiso de mirar por el interés general y formación de las personas que aspiran a representar a la ciudadanía. 

Al preguntar a las personas asistentes que se llevaban del encuentro en una sola palabra, éstas hablaron de “ilusión”, “interés”, “más curiosidad”, “motivación”, “cambio”, “esperanza”. Importantes mimbres sobre los que desarrollar próximos encuentros, una vez finalicen los estudios, para convertir resultados y reflexiones en acciones concretas.