Carmen Calvo asegura que el Gobierno estará enfrente del racismo en Europa

España

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad en funciones, Carmen Calvo, ha asegurado que «este Gobierno estará enfrente del racismo en Europa» y ha explicado que, en el futuro Plan de Derechos Humanos, «tendrán un especial lugar de referencia los problemas del pueblo gitano en su conjunto y de las mujeres gitanas en la protección de sus derechos humanos».

​En la clausura del encuentro Caminando juntas, en el que se han presentado los resultados del programa ‘Calí. Por la igualdad de las mujeres gitanas’, de la Fundación Secretariado Gitano, la vicepresidenta ha agradecido el trabajo de las mujeres gitanas «que han dado un paso muy valiente al frente» para luchar contra la discriminación y la desigualdad.

«Tenemos que seguir trabajando, no solo en el ámbito de las políticas de igualdad y del feminismo, sino sobre todo en las políticas educativas, con una transformación de la legislación educativa de nuestro país que convierta la enseñanza pública en una enseñanza igualitaria e inclusiva de todas las diversidades, incluida la diversidad de las niñas y los niños gitanos» ha apuntado la vicepresidenta.

Calvo ha hecho especial hincapié en la lucha contra la violencia de género, que «es violencia de género y no otra cosa». «Negar esto es negar la realidad», ha añadido Calvo, quien ha recalcado que «no puede estar en cuestión este concepto, ni siquiera desde el punto de vista intelectual, tampoco desde el punto de vista de los objetivos políticos de la democracia y mucho menos desde el punto de vista jurídico».

«Nadie podía pensar que hubiéramos de estar en este momento contestando esto. Pero aquí estamos contestándolo y requerirá del esfuerzo de todas y todos, del inmenso número de hombres demócratas que comparten con nosotras esta misma visión de la construcción de la democracia. Y ahí estaremos, payas y gitanas, las calí y las demás», ha añadido.

Calvo ha concluido su intervención diciendo que «no hay nada que me resulte más admirable y respetable que aquellas mujeres gitanas que son feministas, porque es una lucha particularmente difícil para vosotras, en el terreno individual y en el colectivo».