Calvo afirma que el recuerdo de las víctimas de la dictadura «no puede tener color político»

España

Acto de presentación del Plan de Recuperación de la Memoria Democrática de la FEMP 2020 financiado por el Gobierno

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha afirmado que «este país no puede tener víctimas de diferente respeto o consideración», en referencia a las víctimas del terrorismo, de la pandemia, y también de la dictadura.

En este sentido, Calvo ha asegurado que «la dignidad política que le debemos a las víctimas y a nuestro pasado no puede tener color político, sería un gran fracaso de madurez de la sociedad española después de tener una consolidada democracia y madura convivencia política».

En este sentido, la vicepresidenta primera ha reclamado el apoyo de los grupos políticos al Proyecto de Ley de Memoria Democrática, que en breve llegará al Congreso de los Diputados. «Pediré que lo apoye todo el mundo y negociaremos hasta donde haga falta para que sea una ley de todo el conjunto de nuestro país, hasta donde sea posible», ha anunciado.

La vicepresidenta primera del Gobierno ha hecho estas declaraciones esta mañana en la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en la presentación del Plan de Recuperación de la Memoria Democrática 2020 de la federación junto a su presidente, el alcalde de Vigo, Abel Caballero. El plan prevé que, a través de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, se subvencionen 114 proyectos de localización, exhumación e identificación de personas enterradas en fosas comunes situadas en 92 ayuntamientos de todo el país. Además, han sido aprobadas subvenciones para otros 44 proyectos de recuperación de la Memoria Democrática.

Para explicar la necesidad de este esfuerzo, Carmen Calvo ha insistido en que «estar sosteniendo nuestra democracia, proyectarla con garantía de futuro, reconocer de donde viene el esfuerzo realizado durante 42 años para tener un sistema sólido de progreso, derechos y libertades, implica muchas acciones cada día, mucho temple a cada minuto. No podemos pasar ni un solo día, por mucho que nos enfrentemos a la pandemia y a la crisis y sufrimiento social que trae consigo».

Por ello, la vicepresidenta primera ha señalado que «se lo debemos a quienes han estado trabajando tanto tiempo, como asociaciones y familias, esperando a que la democracia arrojara luz y dignidad a su dolor», y ha hecho un llamamiento para que «en 2020, 21, 22 y 23 no haya ni un solo día sin esfuerzo de excavar, identificar, recuperar y de dar digna sepultura a nuestros compatriotas». «Se trata de alcanzar la paz a través de la justicia», ha subrayado.

Valor pedagógico y perspectiva de género de la Memoria Democrática

Por otro lado, Calvo también ha reivindicado la perspectiva de género de la recuperación de la Memoria Democrática, y ha apelado al recuerdo a las mujeres que sufrieron la represión y la pobreza, y recuperar la memoria de miles de mujeres que fueron concejalas, alcaldesas, etc., que fueron asesinadas o represaliadas por la dictadura.

«Cada día que identificamos a una víctima, estamos mucho más seguros de lo que no puede volver a ocurrir», ha insistido la vicepresidenta, que ha subrayado que «no hay mejor lección para todos, particularmente para los más jóvenes, que poderles decir: esto ocurrió. No puede volver a ocurrir, ese sería un fracaso tremendo para poder seguir llamándonos España».

En este sentido, Carmen Calvo ha asegurado que «no podemos decirles a los jóvenes que les entregaremos el relevo de una España digna, de una democracia que se homologa con cualquier otra del mundo, si tenemos todavía esta oscuridad detrás de nosotros, y particularmente porque los vecinos y vecinas de este país que todavía están esperando la restitución de esta justicia, tienen todo el derecho a exigirla de los poderes del Estado y de los recursos públicos».

1,5 millones de euros para la exhumación de fosas comunes

La cifra total de las subvenciones del Gobierno alcanza los 1,5 millones de euros, que se dividen en dos partes: 750.000 euros gestionados directamente, de los que el 60% (450.000 euros) va destinado exclusivamente a la exhumación de fosas, y 750.000 euros para proyectos de exhumación que se gestionan a través de la FEMP.

Estas ayudas se enmarcan en un plan de choque aprobado por el Consejo de Ministros el pasado mes de octubre de 2020 para paliar la falta de recursos económicos debido a la ausencia de subvenciones gubernamentales desde 2013. Este plan pretende ser una fase transitoria hasta se ponga en marcha el Plan Cuatrienal de búsqueda de personas desaparecidas durante el Golpe de Estado, la Guerra Civil y la Dictadura, que cuenta con una financiación en los nuevos Presupuestos Generales del Estado para el año 2021 de un total de cuatro millones de euros.