Bilbao, dos detenidos por robo en vivienda

Euskadi

Agentes de la Ertzaintza detenían, en la madrugada de ayer en la capital vizcaína, a dos varones de 19 y 20 años de edad, acusados de un delito de robo con escalo en vivienda habitada. Presuntamente, los sospechosos se colaban en una vivienda escalando por una barandilla y pasando entre diversas ventanas, pero en el interior eran sorprendido por uno de sus moradores, lo que les obligaba a huir saltando por la ventana.
Sobre las seis y media de la madrugada de ayer, viernes, la Ertzaintza recibía el aviso de un particular, quien daba cuenta de que se había despertado tras oir un ruido y había sorprendido a dos individuos revolviendo sus pertenencias en su habitación. El comunicante informaba de que tiene una habitación alquilada en una vivienda de la calle Lezeaga donde hay otras personas en la misma situación, y no sabría decir si los ladrones habrían entrado en otras habitaciones.

Personada una patrulla de la Ertzaintza en el lugar, los agentes contactaban con varias personas que se encontraban en el portal, esperándoles, quienes les daban detalles de lo ocurrido. Al parecer, los ladrones habían entrado también en otra de las habitaciones, además de la del comunicante.

En ese momento, una de las personas se daba cuenta de que, a cierta distancia del lugar en que se encontraban, pasaban precisamente los dos individuos que se habían colado en la vivienda, de manera acto seguido eran interceptados por los ertzainas.

Tras identificarlos como dos varones de 19 y 20 años de edad, los agentes comprobaban que uno de ellos presentaba una herida sangrante en una ceja, mientras que el otro tenía varias erosiones en una mano, tal vez lesiones causadas al saltar de la ventana a la calle, ya que hay una altura considerable. Por otro lado, otra patrulla que se había personado en el lugar, y que había inspeccionado la vivienda, comprobaba que en una de las habitaciones asaltadas había rastros de sangre, con toda probabilidad de alguno de los supuestos ladrones.

Ante estos hechos, y después de realizar las oportunas comprobaciones, los ertzainas procedían a la detención de los sospechosos bajo la acusación de un delito de robo con escalo en vivienda habitada, trasladándolos a continuación a dependencias policiales.