Bilbao, detenido por robar un teléfono móvil

Euskadi

Los ertzainas devolvieron el aparato a su propietaria

Agentes de la Ertzaintza detenían, en la mañana de ayer en Bilbao, a un varón de 21 años de edad acusado de un delito leve de hurto. Presuntamente, el sospechoso robaba a una joven el teléfono móvil mientras lo estaba utilizando, en la calle Lersundi, y era interceptado en la Avenida Abandoibarra poco después por una patrulla de la Ertzaintza, que conseguía recuperar el teléfono.


Sobre las diez de la mañana de ayer, la Ertzaintza recibía la llamada de un particular, quien daba cuenta de que un individuo acababa de robar el teléfono móvil a una joven que estaba hablando por el mismo, sentada en un banco de la calle Lersundi. Según el comunicante, la joven estaba persiguiendo al ladrón, que había escapado en dirección hacia la calle Alameda de Mazarredo y las escaleras de Uribitarte.

Al instante, una patrulla se dirigía a la calle Alameda de Mazarredo, donde contactaba con la víctima, quien les contaba cómo se había producido la sustracción y les informaba de que el presunto ladrón se había dirigido hacia la Avenida Abandoibarra. Además, un ciudadano, que iba en bicicleta y había visto a la víctima persiguiendo al sospechoso mientras pedía ayuda, se aprestaba a su vez a perseguirlo.

Una vez que la patrulla policial transmitía por radio esta información, otra dotación, que se encontraba precisamente en la citada Avenida Abandoibarra, se acercaba a la zona señalada y podía ver al sospechoso corriendo y al ciclista persiguiéndolo, de manera que se aprestaban a interceptar al supuesto ladrón.

Una vez controlado, el ciclista que lo había perseguido informaba a los ertzainas que había visto al individuo tirar algo en un jardín cercano en su huida, de manera que los agentes se dirigían al lugar indicado y localizaban el teléfono sustraído. Poco después, se lo devolvían a su propietaria.

Con estos hechos, los ertzainas intentaban identificar al presunto ladrón sin conseguirlo, ante la negativa del individuo a hacerlo, y, tras realizar las oportunas comprobaciones, procedían a su detención bajo la acusación de un delito leve de hurto, trasladándolo acto seguido a dependencias policiales.