Bilbao, detenido por intentar robar un teléfono móvil

Euskadi

Agentes de la Ertzaintza detenían, en la tarde de ayer en la capital vizcaína, a un varón de 21 años de edad acusado de un delito de hurto en grado de tentativa. Presuntamente, el sospechoso cogía al descuido un teléfono móvil que se encontraba sobre un carrito de bebé, mientras su propietaria tomaba algo con unos amigos en una terraza en la zona de La Ribera.
Sobre las cinco de la tarde, la Ertzaintza recibía el aviso de un particular que daba cuenta de que dos individuos habían sustraído a su novia el teléfono móvil. Según su relato, el aparato se encontraba sobre el carro del bebé mientras ellos tomaban algo con unos amigos en una terraza de la zona de La Ribera, de manera que al pasar los dos individuos, uno de ellos lo había cogido, intentando llevárselo al descuido. Sin embargo, ellos se habían dado cuenta de manera que mientras el comunicante había perseguido al ladrón, dos de sus amigos habían hecho lo mismo con su acompañante.

Él había dado alcance al sospechoso, quien para evitar su captura había soltado el móvil y había salido corriendo, mientras él había recuperado el aparato. El otro sospechoso había conseguido huir.

Una patrulla de la Ertzaintza contactaba poco después con el comunicante y sus amigos, quienes relataban lo sucedido y describían a los autores. A continuación, los ertzainas recorrían la zona intentando encontrar a los sospechosos, pero no lo conseguían.

Más tarde, sobre las nueve menos cuarto de la tarde, mientras una patrulla de la Ertzaintza realizaba labores de protección ciudadana por la zona de la Plaza Corazón de María, era abordada por uno de los amigos del comunicante del suceso anterior, quien indicaba a los ertzainas que el autor del robo, el varón que se había llevado el teléfono, estaba ahora mismo en la citada plaza.

Así, instantes después los ertzainas interceptaban al sospechoso. Tras comprobar la imposibilidad de identificarlo en ese momento, por carecer de cualquier tipo de documentación, y después de realizar las oportunas comprobaciones, los agentes procedían a su detención bajo la acusación de un delito de hurto en grado de tentativa y a su traslado a dependencias policiales.