Berdeak EQUO propone ampliar el jardín botánico de Olarizu para crear el “Bosque frutícola alavés” en los terrenos liberados tras el derribo de las viviendas

Euskadi

Berdeak EQUO propone ampliar el jardín botánico de Olarizu para crear el “Bosque frutícola alavés” en los terrenos liberados tras el derribo de las viviendas

  • El partido verde considera un grave error haber apostado por el derribo en vez de por la rehabilitación de las viviendas, y pide a Urtaran no caer en los mismos errores urbanísticos que hace veinte años.
  • “La propuesta de levantar nuevas viviendas solo responde a la especulación inmobiliaria. Construir casas fuera de las zonas programadas (Salburua, Zabalgana, Arechavaleta) es ir en contra de una ciudad sostenible”, apuntan desde el partido verde.

Berdeak EQUO propone utilizar los terrenos liberados tras el derribo de las viviendas de la avenida Olarizu para ampliar el jardín botánico. Esta propuesta responde a la necesidad, por un lado, de compactar y coser el Anillo Verde por el sur, y por otro, de dirigir la construcción de nuevas viviendas a los barrios programados para ello (Salburua, Zabalgana y Arechavaleta-Gardelegi). Para el partido verde, “el proyecto de levantar nuevas viviendas solo responde a la especulación inmobiliaria. Construir casas fuera de las zonas programadas es ir en contra de una ciudad y un urbanismo sostenible”.

Berdeak EQUO plantea así, en los terrenos liberados, implementar un nuevo espacio dentro de las colecciones que actualmente posee el Jardín Botánico de Olarizu, y que estaría destinada al cultivo de variedades locales de árboles frutales: el bosque frutícola alavés. En colaboración con el Banco de Semillas y la Red de Semillas de Euskadi, este nuevo espacio englobaría una colección de aquellos árboles y arbustos frutales de variedades locales, para que la ciudadanía los conozca e, incluso, pueda disfrutar de sus frutos. El espacio ocuparía una superficie de alrededor de una hectárea.

El partido verde considera que haber apostado por el derribo de las viviendas en vez de por la rehabilitación ha sido un grave error por parte del alcalde Urtaran. Ahora, el proyecto que ha puesto sobre la mesa el primer edil para construir más de 350 viviendas únicamente responde a un interés especulativo, para recuperar parte de los 20 millones de euros que ha supuesto el derribo a las arcas municipales. Por eso, Berdeak EQUO considera esta propuesta como una vuelta al pasado, cometiendo los mismos errores que hace 20 años cuando lo que dominaba la ciudad era el hormigón y el ladrillo. “Urtaran puede demostrar que es un alcalde realmente comprometido con la Green Capital y con el Anillo Verde, apostando por los árboles y no por más ladrillo”, apuntan las y los Verdes.