Berdeak EQUO pide que se desautorice la ampliación del Bakh, porque las afecciones a la fauna y flora del entorno, ubicado en una zona protegida, podrían ser irreversibles

Euskadi


  • El partido, que ya ha registrado sus alegaciones el proyecto, considera que el estudio ambiental presentado es “muy insuficiente”, por lo que solicita una calificación desfavorable del mismo y la no autorización de la modificación de uso de la parcela
  • Se solicita, además, revisión del Plan Parcial, documento anterior a la declaración de Salburua como Zona Especial de Conservación (ZEC) para que se incorporen las modificaciones oportunas con objeto de garantizar la conservación del espacio natural protegido

El partido verde de Euskadi ya ha registrado más de una decena de alegaciones al proyecto de ampliación de las instalaciones del Baskonia Kirol Hiria en Salburua, un proyecto que se plantea para la parcela situada en el sector 15, limítrofe con el BAKH y con una extensión de 29.000 metros cuadrados. Berdeak EQUO pide que se desautorice la ampliación del Bakh, porque las afecciones a la fauna y flora del entorno podrían ser irreversibles. Dicha parcela está ubicada dentro de la zona periférica de protección de los Humedales de Salburua, y a una distancia menor a 20 metros de la balsa de Betoño, ambas joyas verdes de la Green Capital.

“Todas las obras para el acondicionamiento del enclave y para levantar allí nuevas instalaciones, con el ruido y trasiego de maquinaria y personal que conllevan, así como el posterior funcionamiento diario, que implica también un aumento del tránsito de vehículos a la zona, en su gran mayoría realizados en transporte privado, son incompatibles con la conservación del entorno, especialmente de la fauna que reside o frecuenta la Balsa de Betoño y alrededores. Se perderá una de los enclaves verdes de la ciudad con mayor biodiversidad y tampoco se contribuye a fomentar la movilidad sostenible”, advierten desde el partido ecologista.

Además del ruido, Berdeak EQUO insiste en sus alegaciones en la contaminación lumínica que supondrá para la zona, provocada por los potentes focos de los campos de fútbol, con un impacto sobre los flujos vitales de las diferentes especies que allí conviven y que no se han tenido suficientemente en cuenta en los estudios preliminares.

Por otra parte, se hace mención al aumento de las alturas de las edificaciones previstas, que implica un aumento del impacto visual y de paisaje respecto al Humedal y a la ZEC. También, Berdeak EQUO alerta del peligro de construir plantas subterráneas por la afectación al acuífero que hace que afloren los Humedales de Salburua. Hay que recordar que la zona donde se quiere construir presenta una vulnerabilidad de acuífero alta.Tampoco se dispone de un estudio hidrológico pormenorizado, aun siendo éste uno de los elementos clave para la declaración de la ZEC Salburua.Se considera que la evaluación del impacto sobre el régimen hidrológico del acuífero es manifiestamente insuficiente, tanto en lo que respecta a la calidad de las aguas como a las variaciones freáticas que producirá la construcción.

Finalmente, ya que la Declaración de la ZEC Salburua es posterior a la aprobación del Plan Parcial, aprobado en el 2001 con la intención de crear un área de uso terciario-comercial en el ámbito mientras que el espacio Salburua fue declarado como lugar de Importancia Comunitaria de la Red Natura 2000 en el año 2004 y en el 2015 como Zona de Especial Conservación, el partido verde solicita la revisión del mismo. “Es absolutamente necesario ya que dicho plan no considera los elementos objeto de protección y conservación señalados en la declaración. Deben incorporarse las modificaciones oportunas con objeto de garantizar la conservación del espacio natural protegido”.