Berakah analiza las incongruencias sociales con las que se “enfrentan” cada día

Artículos de opinión

Por Vicente Luis García Corres (Txenti)

Un repaso a las situaciones más sangrantes de una Vitoria-Gasteiz volcada en obras de mejoras urbanísticas.

La Diputación Foral de Álava considera los Microcreditos como uno de los 25 proyectos solidarios más innovadores.

“En nuestra ciudad lo que ahora importa son las obras, el aumento del tranvía, el nuevo auditorio…pero los más pobres no interesan y no son objetivo de mejora”. Este sentir es generalizado entre los más de 250 voluntarios que a fecha de hoy dan forma a las acciones de Berakah. 

Desde esta premisa se ha elaborado una memoria, parcial, de los primeros meses de este curso. Un análisis que pretende “hacer síntesis de lo que hasta ahora vamos caminando”. Y estas son algunas de las conclusiones más importantes:

Incongruencias sociales que no se daban desde 2006 como el incremento de familias con recursos económicos y que no encuentran viviendas de alquiler. Y, enfrente, muchas viviendas cerradas o con alquileres que superan los 750 Euros y fianzas abusivas. Personas que no tienen suficiente para comer, en una ciudad donde, teóricamente, el derecho a la alimentación está reconocido. En este grupo se encuentran las personas con menos de 6 meses de empadronamiento, periodo en el que no reciben ninguna ayuda institucional para alimentos, solo el apoyo, insuficiente, del Banco de Alimentos. Enfrente, toneladas de alimentos que se siguen tirando cada día.

Niños que no pueden ser empadronados por falta de vivienda en alquiler. En el mejor de los casos los dejan vivir, con su familia, en locales o pisos compartidos, pero no les pueden empadronar y por lo tanto no pueden ser escolarizados. Enfrente vemos colegios con las aulas sin completar y buscando alumnos nuevos.

Personas cualificadas profesionalmente que no tienen permiso de trabajo y por ello, no pueden trabajar con contrato. Y enfrente, solicitudes de personas internas para el cuidado de mayores, de servicio doméstico… que no podemos atender por no tener los documentos necesarios. Una burocracia que impide dar salida a ofertas y demandas laborales.

Familias que no son acogidas en los albergues municipales. Graves y grandes contrariedades, cuando nos dicen que no hay plaza y, enfrente, vemos que no es así. Cuando en pleno dispositivo invernal solamente les dejan una noche, cuando les invitan a que se vayan por donde han venido sin tiempo para estudiar el caso y consensuar una solución.

Mujeres que quieren dejar el mundo de la prostitución y no encuentran un protocolo de acogida e inserción acorde a su historia y necesidades. Y, enfrente, declaraciones institucionales contra la trata de personas pero que no aportan medidas reales.

Este curso se inició bajo el lema “JUNTOS ES MEJOR”. Con estas palabras pretenden subrayar lo importante que es involucrar en los programas a las personas que reciben la ayuda: trabajando la autoestima, el empoderamiento, la inserción…., y también potenciando la interculturalidad, la riqueza de lo diferente, el servicio.

321ae09639ff51b2241c267327140ae5

La memoria recoge las siguientes cifras de las acciones llevadas por Berakah desde septiembre de 2019:

1.522 personas atendidas por el servicio de acogida.

22 citas atendidas por el servicio de apoyo  jurídico

Más de 130 cafés cada tarde en el servicio de “Café Calor”. Se ha notado un incremento de personas que acuden a este servicio y que utilizan este lugar para estar y pasar la tarde. La falta de vivienda, la imposibilidad de estar en un piso durante el día son factores que se notan en este servicio.

13 casos en el Centro de Escucha en su nueva ubicación de Cuesta de San Francisco.

19 mujeres que ejercen la prostitución en las rotondas de nuestra ciudad son atendidas cada semana por la Unidad Móvil que les ofrece un café, un poco de conversación y la mano tendida para respaldar su deseo de salir de la prostitución.

Una media de 187 menús es la que los 21 voluntarios del servicio de Zugaz reparten cada día.

129 niños se benefician de los desayunos de los sábados

40 niños de media reciben la merienda de lunes a jueves de la mano de un equipo de 17 voluntarios.

170 socios se benefician de la Despensa Tabgha que coordinan 22 voluntarios.

49 familias reciben el lote del Banco de alimentos una vez al mes.

32 personas amplían su formación en los talleres de costura, alpargatas y cocina que imparten 11 voluntarios.

35 niños reciben apoyo escolar

85 alumnos tienen las clases de castellano para adultos.

110 niños es la cifra que se baraja atender en las próximas colonias de verano, como en ediciones pasadas.

29 personas están acogidas en el proyecto Hogar Ain Karem (10 mujeres con 19 niños) y 60 en el Hogar Belén (29 adultos y 31 niños).

44 personas han solicitado el servicio de asesoramiento de vivienda para lograr un piso o una habitación en alquiler. Este servicio media con particulares, ya que institucionalmente no hay respuesta a esta demanda.

60 personas han acudido al servicio de orientación laboral.

8 citas al mes de media es la cifra de uno de los servicios mejor valorados, el de los microcréditos: La vida del proyecto de micro-créditos se inicia en enero de 2007. Hasta la fecha se han concedido un total de 621 préstamos, con una cantidad total prestada de 612.536 €, de los que se han amortizado totalmente 278 préstamos, y se ha devuelto la cantidad de 409.970 €.

Desde el 2017-2019: 

  • Nº de microcréditos resueltos : 82 microcreditos 
  • Finalidades: 

o 41 para alquiler fianza de vivienda o 38 casos de emergencia 

▪ Pagos suministros, estudios, atrasos o 1 reagrupacion familiar o 2 Enfermedad en origen 

Junto con Giltza, los microcréditos, también ha sido mencionado por la Diputación Foral de Álava como uno de los 25 proyectos solidarios más innovadores.

1.240 personas han sido atendidas en el ropero.

Y por último:

La iniciativa más reciente, nacida a raíz de la visita del expresidente del Parlamento Andino Hugo Quiroz, es la creación de un foro latinoamericano que recogerá las demandas de los migrantes latinos para trasladarlas precisamente al Parlamento Andino.

Circulo de Silencio.

Esta es la iniciativa más visible en la que participan los voluntarios de Berakah desde hace 8 años. “Seguimos anunciando y denunciando las injusticias cada primer jueves del mes en la plaza General Loma”.

La memoria aporta más datos de las actividades realizadas desde septiembre de 2019 y de encuentros con personalidades e instituciones llevadas a cabo. Y concluye con un manifiesto que invita al voluntariado en esta iniciativa nacida en el seno de la Unidad Pastoral del Casco Viejo de Vitoria-Gasteiz:

“Nuestro sueño y nuestra apuesta es mejorar este mundo y servir a los más pobres. Nos gustaría mucho que para nuestros gobernantes y para nuestra sociedad, ellos fueran los más importantes. La prioridad en la distribución de los impuestos, los primeros a la hora de pensar que hacer…desgraciadamente vemos ( y hablamos desde la experiencia) que no es así. Somos testigos de que nuestra ciudad se está quedando a la cola de la solidaridad. Solamente la respuesta de cada uno, la solidaridad personal de cada ciudadano, compartir el tiempo y los bienes que podamos tener, denunciar y acabar con las fronteras que separan a los pobres de los ricos con el grito de cada uno… va a posibilitar que este mundo sea habitable para todos. Juntos es mejor. Mejor dicho: solo juntos, va a ser posible. Si tu sueño es nuestro sueño, te esperamos en Berakah” 

Non solum sed etiam

Mi vinculación personal y afectiva con Berakah se remonta a hace unos años, y si bien mi colaboración efectiva ha sido muy parecida al curso del Guadiana siempre me he hecho eco de este proyecto singular en su forma y en su fondo, y de fundamentos evangélicos sin lugar a dudas.

Esa singularidad justifica también que se saque una memoria, no al final de un curso o etapa, como hace todo el mundo, sino a mitad camino, como recordatorio de lo que se hace y de lo mucho que queda por hacer. Como recordatorio de lo que se ha logrado y de lo que queda por denunciar. Como toque de atención oportuno para autoridades y particulares.

Es una memoria que relata no hechos del pasado sino del presente más actual y crudo con el que conviven muchos ciudadanos de la Green Capital, Vitoria-Gasteiz. 

Berakah, toda una “bendición”.