Asociación Marruecos-UE: un balance notable bajo el signo de la solidaridad y la renovación (Embajadora)

Internacional

La asociación solidaria y la renovación caracterizan el balance 2020 de las relaciones Marruecos-Unión Europea (UE) y sus perspectivas en 2021, subrayó, hoy miércoles, en Rabat la embajadora de la UE en Marruecos, Claudia Wiedey.

En una rueda de prensa sobre el balance de 2020 y las perspectivas de 2021 de la asociación entre Marruecos y la UE, Wiedey señaló que «2020 ha sido un año notable en el que hemos trabajado juntos de manera excepcional y eficaz y estamos satisfechos y orgullosos del resultado que hemos obtenido».

Marruecos reaccionó muy bien desde el principio, dijo, y añadió que «aún no hemos salido de la crisis, pero empezamos 2021 con buenas perspectivas».

En el centro de la crisis sanitaria, la Unión se ha comprometido políticamente a apoyar los grandes esfuerzos realizados por el Estado marroquí desde los primeros días de la pandemia, subrayó la diplomática europea.

Así, en 2020, con una rapidez y una capacidad de reacción excepcionales, la Unión Europea ha liberado efectivamente los 450 millones de euros de subvenciones prometidos, en beneficio sobre todo de sectores vitales como la sanidad, la protección social y la educación, dijo.

Wiedey afirmó que «esta crisis sanitaria ha demostrado una vez más que la histórica asociación con Marruecos, basada en la confianza mutua y en unos sólidos cimientos, ha permitido a la Unión Europea una reacción rápida inédita ante su socio».

«Nos acercamos a 2021 con la ambición común de una renovación, cuyos hitos se fijaron el 9 de febrero con la comunicación de la UE sobre una nueva agenda para el Mediterráneo», dijo.

Esta comunicación, explicó, sobre la que se consultó a Marruecos antes de su publicación, propuso varias orientaciones, entre ellas el desarrollo humano, la buena gobernanza y el Estado de Derecho, la resiliencia, la prosperidad y la transición digital, la paz y la seguridad, la migración y la movilidad, la transición ecológica y un plan económico y de inversiones.

En el marco de la transición ecológica, la Unión Europea y Marruecos acaban de formular conjuntamente una «Asociación Verde» que detalla su actuación conjunta en materia de clima, pero también de medio ambiente y economía verde.

«Hoy estamos ante una transición hacia una economía mucho más verde, sostenible y saludable, basada en la eficiencia energética», señaló Wiedey, haciendo hincapié en las oportunidades que deben aprovecharse gradualmente.

A este respecto, señaló que Marruecos ya es pionero en varios sectores, especialmente en el de las energías renovables, y añadió que el Reino es un socio «de primer orden» de la Unión en todos los aspectos de la economía verde, incluidos los grandes objetivos de la Declaración de París sobre el Cambio Climático.

Así, la UE y Marruecos se comprometen conjuntamente a acompañar la recuperación post-Covid-19 con la transición hacia una sociedad y unos modelos de consumo más sostenibles; a reforzar la ambición de las políticas y la aplicación de las estrategias climáticas; a poner de relieve las oportunidades económicas de una economía más verde y limpia; y a reforzar la cooperación regional.

Preguntada por la decisión de Estados Unidos de reconocer la marroquinidad del Sáhara, la diplomática indicó que tomaba buena nota de la decisión del expresidente Donald Trump, señalando que es «una decisión de un Estado importante que es miembro permanente del Consejo de Seguridad».