Arrancan los trabajos para evaluar el estado de salud de 58 castaños de indias del Paseo de Cervantes y del Paseo Fray Francisco

Vitoria-Gasteiz

El Ayuntamiento, a través de la Unidad de Paisaje Urbano, realizará un análisis preciso y profundo de los ejemplares a través de tomografías y pruebas con un resistógrafo.

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha iniciado los trabajos para evaluar el estado y riesgo del arbolado del Paseo de Cervantes y del Paseo Fray Francisco de Vitoria. Una empresa contratada por el Departamento de Movilidad y Espacio Público, Doctor Árbol, lleva desde hoy a cabo estos trabajos, que analizarán 58 ejemplares (44 en Fray Francisco y 14 en Paseo de Cervantes) durante un periodo de tres meses. La Unidad de Paisaje Urbano considera que este arbolado debe estudiarse con detalle, debido a su avanzada edad y a algunas patologías que presenta. Los 55 árboles son de la especie castaño de indias -o aesculus hippocastanum- y cuentan con troncos de entre 100 y 300 centímetros de perímetro. “Queremos gestionar el arbolado de la ciudad de una forma cada vez más ambiciosa. Cualquier decisión que afecte a la masa arbórea del municipio debe tener detrás un trabajo técnico y científico. Además, vamos a ser divulgativos cada vez más divulgativos para que la ciudadanía esté informada de las actuaciones a realizar”, ha explicado la concejala de Movilidad y Espacio Público, Amaia Barredo. De acuerdo con los últimos datos, Vitoria-Gasteiz cuenta con 2.432 árboles más que en 2016, para un total de 115.000 unidades repartidas por toda la ciudad.

Los trabajos, que contarán con una inversión municipal de 21.600 euros, consistirán en analizar y recopilar los siguientes apartados: antecedentes, localización y entorno, conclusiones de fisiología, conclusiones biomecánicas, análisis realizados, realización de fichas, clasificación de riesgo y actuaciones propuestas. Para ello, los árboles deberán analizarse uno por uno.

La empresa realiza ya un análisis visual y una descripción de cada ejemplar (vitalidad, densidad de copa, medidas, defectos, lesiones visibles), un examen instrumental utilizando aparatos de perforación mecánica (resistógrafo) y tomografías sónicas, tomará muestras y llevará a cabo un test de tracción en al menos cuatro ejemplares. Con toda la información, se completará una valoración global, se cumplimentará un informe con una evaluación completa (estado fisiológico, solidez, riesgo de rotura o caída) y se adjuntará una propuesta de actuación.