Arrancan los plazos para la tramitación del proyecto de impuestos, tasas y precios públicos de 2020

Vitoria-Gasteiz

La Comisión de Hacienda ha dado visto bueno por unanimidad esta mañana al calendario de tramitación del proyecto de ordenanzas fiscales para 2020. Desde mañana  hasta el 9 de octubre los Grupos Políticos municipales podrán plantear sus enmiendas a esta propuesta tributaria, lo que permitiría someterla a aprobación en Pleno de forma provisional el 18 de octubre y de forma definitiva el 20 de diciembre. Todo ello con el objetivo de que el próximo 1 de enero puedan entrar en vigor las nuevas ordenanzas fiscales.

Paralelamente, este calendario contempla diversos hitos en materia de participación ciudadana: el 24 de septiembre se llevará a cabo la presentación pública abierta a auzogunes, elkargunes y ciudadanía para recoger sus propuestas; el Consejo Social abordará del 3 al 7 de octubre la elaboración de su informe sobre el proyecto tributario; el 3 de diciembre se abrirá el plazo de presentación de alegaciones y reclamaciones de la ciudadanía.

El concejal de Hacienda, Iñaki Gurtubai, ha desgranado los principales aspectos de un proyecto tributario con un planteamiento de partida: el de la necesidad de adoptar medidas que permitan mejorar la relación entre ingresos y gastos corrientes del Ayuntamiento para poder generar ahorro neto, un criterio que viene defendiendo el Interventor General en sus últimas recomendaciones. “Planteamos una propuesta sensata y equilibrada, que implica una apuesta por los servicios públicos. Si nos creemos de verdad su valor, tenemos que ser consecuentes”, ha subrayado el teniente de alcalde.

El proyecto tributario para 2020, que la Junta de Gobierno Local aprobó el pasado viernes, contempla el mantenimiento de la presión fiscal mediante una actualización del 1% de todos los impuestos y tasas con carácter general (salvo el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, que se congelaría). Para nueve tasas y precios públicos se marca un incremento del 4%: es el caso de la tasa de recogida y eliminación de residuos, la tasa de vertido y tratamiento de residuos, la tasa por servicios funerarios, la tasa de vados y reservas temporales de estacionamiento, la OTA, el precio por uso de las instalaciones deportivas, el precio de actividades y cursos en centros municipales, la tasa por el uso de determinados equipamientos y la tasa por cesión de construcciones en el cementerio. Estas nueve tasas y precios son aquellas donde mayor desequilibrio se genera entre lo que se ingresa y el coste real del servicio.