Argelia se rompe de dolor ante la dictadura Buteflika, mientra el mundo se centra en Venezuela

Internacional

Argelia se rompe en dos ante un silencio mundial de gobiernos, que no le toma el pulso a Argelia como a Venezuela.

El pueblo argelino ha dicho basta a la dictadura y gobierno militar de Buteflika, saliendo a las calles para manifestarse y ser reprimidos con gases lacrimógenos.

Una represión que el Gobierno argelino no piensa parar. Un gobierno sordo a la petición de su propio pueblo.

Las protestas han acabado al menos con la vida de una persona, se trata del hijo de Becan Barra, segundo presidente del Gobierno provisional de la república durante la guerra de Argelia, hasta la independencia del país en 1962.

Ha sido su hermano quien ha confirmado su fallecimiento. Ya es considerado como el primer mártir de la revuelta de la libertad y dignidad.

Hassan Vejezda falleció en el centro de Argel durante la avalancha que se formó en la manifestación del uno de marzo a causa de los anti disturbios, con gases lacrimógenos.

Será enterrado en el cementerio de los mártires junto a su padre, considerado como uno de los líderes de la lucha heroica del pueblo argelino.

Hoy es un día decisivo para la candidatura al gobierno argelino

Abdelaziz Bouteflika aún no ha formalizado su candidatura para las elecciones presidenciales del 18 de abril. Su ausencia física plantea la cuestión de cómo presentar solicitudes.

Hoy  domingo 3 de marzo, última fecha límite para que los contendientes a la magistratura suprema presenten antes de la medianoche su candidatura para la elección presidencial.

Buteflika no se encuentra en Argelia, sino en un hospital de Ginebra, y por el momento no se sabe la fecha de su regreso al país magrebí.

El Gobierno presidencial asegura que la candidatura de Bouteflika será presentada a tiempo.

Resulta fácil gobernar un país, donde su propio presidente no usa los hospitales argelinos para tratarse.

Un país rico en hidrocarburos, y en contrapartida un pueblo precario, con un índice de paro elevado, y sin salida para un futuro.

La corrupción policial campa por las calles de Argel sin que ocurra nada, contra los cambiadores de divisas en los aeropuertos, un hecho prohibido en el país, el cambio de moneda entre particulares.

Son los propios argelinos los que piden un cambio, y la pregunta sería: ¿ la Comunidad Internacional hará oídos sordos o escuchará el grito de la revuelta argelina? ¿Argelia será tratada como un gobierno opresor ante su propio pueblo?

Argelia nos hace llegar a través de sus gentes la opresión y el drama de un Gobierno que empobrece a la población.

Es clara la preocupación de los argelinos que se encuentran fuera de su país. Preocupación y lágrimas en sus ojos por la situación que atraviesan.

Desde estás páginas, nos preguntamos, ¿qué tiene Venezuela que no tenga Argelia, para que los gobiernos no se alcen?

Hoy será una jornada decisiva, volverá el Gobierno vigente de Argelia a presentar a Buteflika, un hombre que apenas habla, y que acude a los actos en una fotografía.

¿Una vez más seremos testigos de cuanto vale una población a cambio de petróleo o gas?

Desde luego Argelia un pueblo luchador, no cerrará el capítulo si Buteflika presenta su candidatura.