Argelia amordaza las expresiones contrarias al régimen en las RR.SS

Internacional

Apesar de la crisis de salud, continúa la condena de militantes y activistas de Hirak en las redes sociales. Los autores de las publicaciones de Facebook son particularmente selectivos y, a menudo, después del procedimiento de comparecencia inmediata, se imponen o requieren fuertes sanciones.

Como esta dura sentencia de 9 años de prisión y una multa de un millón de dinares requirió, el pasado miércoles 20 de mayo, por el enjuiciamiento del tribunal de Aïn Témouchent contra el detenido Hicham Sahraoui.

Según el Comité Nacional para la Liberación de Detenidos (CNLD), Hicham Sahraoui está acusado de desacato, asalto al Presidente de la República y el uso de la tragedia nacional con el fin de dañar las instituciones de la República. . El veredicto es para el miércoles 27 de mayo.

Este jueves, 21 de mayo, el fiscal del tribunal de Bordj Bou Arréridj contra Ghessoul Chérif exigió otra sentencia muy severa, 5 años de prisión, según el abogado Seddik Mouhous.

Se acusa a Ghessoul de haber recibido fondos del extranjero para propaganda política, incitación a reunirse, posesión de documentos destinados a publicación. La prueba está en marcha en el momento en que la ponemos en línea.

Esta semana, el CNLD ha enumerado numerosos casos de activistas y activistas arrestados, puestos bajo orden de arresto o condenados.

El domingo, el tribunal de Mostaganem condenó al activista Abdelhafid Ferah, encarcelado desde el 31 de diciembre de 2019, a un año de prisión, incluidos 6 meses de prisión y una multa de 100.000 Da. El fiscal había requerido 2 años firmes.

El lunes 18 de mayo, Abdelouahab Fersaoui y Brahim Daouadji, dos famosos detenidos de Hirak, fueron liberados después de ser sentenciados el día anterior a seis meses de prisión. Pero el mismo día, otros detenidos menos conocidos recibieron sentencias más severas.

12 activistas condenados de repente

Es el caso de Aimed Meharbache, condenado a un año de prisión por el tribunal de El Aouinat (Tébessa). El joven activista fue procesado por desacato al cuerpo y desprecio y ataque a la persona del Presidente de la República. El fiscal había solicitado 3 años de prisión.

También el lunes 18 de mayo, el tribunal de Orán condenó a Ilyas Bahlat en apelación a seis meses de prisión. No saldrá de prisión hasta el 19 de octubre.

En Argel, el activista Soheib Debaghi ​​fue sentenciado el martes a un año de prisión por el tribunal de Cheraga. Se le acusa de incitación a la asamblea, desprecio por el cuerpo y publicaciones de Facebook que podrían dañar el interés nacional. El fiscal había solicitado 18 meses de prisión contra él, aún según la CNLD.

El mismo día, en El Bayadh, otros dos detenidos, Larbi Tahar y Boussif Mohamed Boudiaf, fueron fuertemente condenados: 18 meses de prisión y una multa de 100,000 Da, mientras que el fiscal había solicitado 3 años de prisión.

Boussif Mohamed Boudiaf está acusado de «desprecio por el cuerpo y la publicación de información falsa que podría poner en peligro la seguridad y el orden público».

El mismo Tahar Larbi es procesado por «desacato al cuerpo, ataque a la persona del Presidente de la República y publicaciones en Facebook que podrían dañar el interés nacional».

En Chlef, el miércoles 20 de mayo, 12 activistas fueron sentenciados repentinamente: 18 meses de prisión por Ali Chachou, un año de prisión y una multa de 50,000 Da por Djilali Samet Benyoucef, Mohamedi Bouzina Youcef, Fayçal Halimi y Abderrezak Mokrane, 6 meses de prisión y una multa de 20,000 Da por Mohamed Fehas, Hamouda Tayeb, Ali Omar, Youcef Khalil, Yazid Ghachi, Youcef Benidra y Bouchakour Rahmani Mohamed. Otros dos activistas, Bilal Danden y Lahmar Mohamed Amine, fueron liberados.

Fueron procesados ​​por «atacar la integridad y la unidad nacional e incitar a una asamblea desarmada».

«Negocio que no es urgente»

A partir del 19 de mayo de 2020, la CNLD contó con 59 activistas y activistas encarcelados, condenados o en espera de juicio. El comité informa que diez personas han sido detenidas sin juicio desde el 1 de marzo de 2019, acusadas de destruir propiedad pública durante los enfrentamientos que marcaron los primeros pasos del hirak del pueblo. Teniendo en cuenta que muchos ensayos programados para esta semana se han pospuesto debido a la imposibilidad de realizarlos por videoconferencia.

El 13 de mayo, el portavoz de la Presidencia de la República dio una respuesta sobre estos numerosos arrestos.

“Para los jóvenes arrestados, diría que algunos se han acostumbrado a violar la ley. Es hora de aprender a respetar la ley. Dicho esto, si alguien se siente agraviado, el estado está allí para restaurar sus derechos. Todas las libertades son abiertas, pero la libertad debe ir acompañada de responsabilidad ”, dijo Mohand Oussaid Belaid.

Para Mouhous, abogado de muchos presos de conciencia, incluido Karim Tabbou, estos juicios, especialmente aquellos en comparecencia directa, no necesitan celebrarse porque «estos casos no tienen el carácter de urgencia y no hay no hay peligro que pueda surgir de su aplazamiento «.

El abogado también señala «una contradicción flagrante con las instrucciones del Ministerio de Justicia sobre la racionalización del uso de la orden de depósito y la comparecencia directa». Tampoco comprende que se llevan a cabo tantos juicios a pesar de las instrucciones ministeriales relacionadas con la reducción de la actividad judicial debido a la crisis de salud.