Apuñaló a su novio, escondió el cadáver y lo arrojó al mar

España

La Fiscalía pide 19 años de cárcel para una mujer acusada de matar a su novio, esconder su cadáver tres meses y tirarlo al mar

La investigada, que fingió un embarazo gemelar y ocultó que tenía un hijo de una relación anterior, tenía miedo de que su novio descubriese la mentira y le mató asestándole varias puñaladas.

Con la ayuda de una encubridora escondió el cadáver en un tonel durante varios meses y tiró su cadáver al mar.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Telde, Gran Canaria ha abierto auto de apertura de juicio oral contra la acusada de matar su pareja a puñaladas, guardar su cadáver en un tonel durante tres meses y arrojarlo luego al mar.

Según el auto de la Magistrada, la investigada está acusada de estafa, de acabar con la vida de su novio, ocultar el cadáver en un bidón durante tres meses y finalmente arrojarlo al mar con la ayuda de una encubridora, en la primavera de 2016.

Según el auto, ocultó a su pareja “la existencia de un hijo anterior, al que presentaba como su sobrino mintiéndole también sobre su vida familiar y profesional”.

Al saber que su novio deseaba ser padre, sigue la magistrada instructora, la acusada le “mintió diciéndole que estaba embaraza de gemelos, noticia que ambos compartieron con sus familiares y amigos”.

La investigación determina que llevó a cabo el asesinato,  “ante la inminencia de que su pareja descubriera sus engaños”.

Según la autopsia, le asestó una puñalada en la región axilar y dos en el trapecio izquierdo, dejándolo en el piso hasta que se desangró y falleció.

La procesada acudió a un centro comercial de Telde y allí compró “un bidón de 210 litros y cinta americana, donde medió el cuerpo lo selló con cinta”.

Tras todo esto, se fue a vivir a Las Palmas de Gran Canaria“hizo creer a los padres y familiares de su novio que el día 28 de febrero de 2016 había dado a luz en el Hospital Santa Catalina de Las Palmas de Gran Canaria a dos gemelos, uno de los cuales tenía problemas cardíacos, lo que supuestamente les obligó a trasladarse a Madrid para recibir tratamiento médico”.

El 9 de mayo de 2016 trasladó el bidón con el cadáver desde Telde hasta la calle Anzofé en Las Palmas de Gran Canaria, con ayuda de una amiga.

Y fue el 12 de mayo, con la ayuda de esa misma amiga, rociaron el bidón con una botella de lejía perfumada para ocultar el olor y lo transportaron hasta una zona frecuentada por pescadores donde lanzaron el bidón al mar al anochecer“.

El día 13 de mayo fue hallado el cadáver cerca de la orilla a escasos metros del lugar donde fue arrojado.

El Ministerio Fiscal solicita 19 años de cárcel por un delito de homicidio y dos de estafa y dos años para su amiga, como encubridora, informó PolicíaH50