Alerta en Málaga: Menores consumiendo alcohol y fumando en cachimba en locales de ocio

España

La Policía Local de Málaga sorprende a un niño de ocho años fumando cachimba. Los agentes trasladaron al menor a su domicilio a efectos de protección donde fue entregado a su madre.

El Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga puso en marcha un operativo donde se han detectado hasta cuatro establecimientos que consentían el consumo de alcohol o de tabaco en cachimba a menores de edad. Entre ellos, destacando el de un niño de ocho años que acabó siendo trasladado a su domicilio y entregado a su madre.

La Policía Local está llevando a cabo desde inicios del mes de abril una campaña en la que se está incrementando el control en torno a establecimientos y actividades de ocio frecuentados por menores de edad, con el fin de evitar y sancionar comportamientos que podrían ser nocivos para este colectivo especialmente vulnerable.

La primera intervención del GIP en relación a los hechos tuvo lugar sobre las 00.40 horas del domingo 7 de abril. Los agentes detectaron a grupo de menores dentro de un establecimiento en la avenida Isaac Peral, donde se les permitía el consumo de bebidas alcohólicas. Los mismos se encontraban tomaban combinados con alta graduación alcohólica y fumando cachimbas sin nicotina.

Similares hechos se repitieron sobre las 22.00 horas del viernes 12 de abril cuando los agentes acudieron a un local en la zona de Carretera de Cádiz dedicado a la organización de fiestas y eventos. En su interior localizaron un grupo de 15 jóvenes, de entre 15 y 17 años, que estaban fumando en cachimbas y bebiendo combinados con alcohol.

Ese mismo día, sobre las 22.30 horas, agentes del GIP llevaron a cabo una inspección en otro establecimiento de la zona de avenida Carlos Haya, sobre el que se habían recabado informaciones previas y en el cual localizaron a un total de siete menores de entre 13 y 15 años de consumiendo en cachimbas, dándose la circunstancia de que entre ellos había uno más pequeño, de sólo ocho años, que estaba tomando estos productos.

Ante esta inusual situación, los policías locales lo acompañaron hasta su domicilio, donde quedó a cargo de su madre, la cual fue informada de que se daría comunicación de estas circunstancias a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Málaga.

Finalmente, dentro del operativo citado, sobre la 01.00 horas del domingo 21 de abril, se detectó la presencia en un establecimiento situado en calle Horacio Lengo de cinco menores con una media de 15 años que se encontraban igualmente fumando en cachimbas.

Siguiendo el protocolo establecido para estos casos, en todos los supuestos anteriores, los policías locales dieron conocimiento a los padres de los menores implicados y, en aplicación de la legislación vigente, levantaron las correspondientes actas de denuncia a los responsables de los establecimientos y a los organizadores de dichas actividades.

La Policía Local advierte que este tipo de acciones conllevan importantes sanciones administrativas para los establecimientos y organizadores, que ampliar hasta el cierre cautelar del local, incidiendo en que este tipo de actividades pueden poner en riesgo la salud de los menores.

En concreto, respecto a las denominadas cachimbas, los agentes han subrayado que pese a no contener nicotina, el hecho de permitir su consumo a menores está prohibido y, además, tal y como indican fuentes médicas especializadas, podría resultar perjudicial para la salud, por lo que se aconseja a los padres que controlen el uso de tales productos por parte de sus hijos menores de edad.