Agrede con una botella a su víctima para robarle la mochila en Bilbao

Euskadi

La víctima sufrió heridas en la cara teniendo que ser intervenido quirúrgicamente

Agentes de la Ertzaintza detuvieron ayer en Bilbao a un varón acusado de un delito de robo con violencia perpetrado en el barrio de Bilbao la Vieja. El presunto ladrón agredió con una botella a la víctima para robarle la mochila que llevaba. Tras provocarle varios cortes en la cara huyo del lugar dejando un reguero de sangre en la huida. La víctima tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario ya que sufría una herida de gravedad en unos de sus ojos.

El incidente se produjo sobre las tres de la madrugada de ayer, lunes, en el barrio Bilbao la Vieja de la capital vizcaína. Una llamada alertó a la Ertzaintza de una agresión a un varón por parte de un individuo que le habría causado heridas de gravedad a la víctima.

Varios recursos policiales se trasladaron al lugar y contactaron con un varón que presentaba la cara ensangrentada con varios cortes, afectando a uno de sus ojos. Según la víctima, un individuo se le había acercado y le había pedido que le entregara la mochila que llevaba, momento en el que le golpeó en la cara con una botella de vidrio.

Mientras la patrulla solicitaba una ambulancia para atender a la víctima, ésta indicó la dirección de huida del agresor. Tras ser atendida por personal sanitario, la víctima fue trasladada a un centro hospitalario donde tuvo que ser intervenida debido a la importancia de las heridas

Agentes de la Ertzaintza iniciaron una investigación para identificar al presunto ladrón. Así, comprobaron que en su huida, el agresor había dejado un reguero de sangre que llegaba hasta el portal de una calle cercana al lugar del asalto. Además, se pudo comprobar que, previamente, un individuo había solicitado atención sanitaria por un corte en una de sus manos. Los agentes pudieron relacionar la llamada de auxilio con un varón de 23 años de edad, que fue reconocido por la víctima como su agresor. Poco después, el sospechoso era detenido en otro centro hospitalario donde había sido trasladado para realizarle una cura en su mano. Tras reconocer que había tenido un altercado con otro individuo poco antes, fue arrestado por un delito de robo con violencia y lesiones.

El detenido llevaba un pantalón y una camiseta ensangrentada que serán analizadas. Una vez asistido de sus heridas, el detenido fue trasladado a dependencias policiales para realizar las correspondientes diligencias y posteriormente ser puesto a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de Bilbao.