10 de abril 2021. Hora: 10:00. MISA PONTIFICAL.CENTENARIO DE LA DECLARACIÓN CANÓNICA DEL PATRONATO DE LA VIRGEN BLANCA PARA LA CIUDAD DE VITORIA-GASTEIZ

Vitoria-Gasteiz

‘En este año 2021, se cumplen 100 años de la declaración de la Virgen Blanca como Patrona Canónica de la ciudad. Efémerides de gran importancia para la Cofradía y para todos/as los/as ciudadanos/as de Vitoria-Gasteiz que la honran como Patrona celebrando con entusiasmo las fiestas del 4 al 9 de agosto.

A fin de conmemorar este centenario, la Cofradía tiene previsto celebrar una Misa Pontifical , en la iglesia de San Miguel-Santuario de la Virgen Blanca, el próximo día 10 de abril, a las 10:00 horas, presidida por D. Juan Carlos Elizalde, Obispo de la Diócesis, a la que con todas las medidas sanitarias establecidas, le invitamos.

Se recuerda que el aforo es limitado.’

LA COFRADÍA DE LA VIRGEN BLANCA CONMEMORA EL HECHO. 

 MISA PONTIFICAL .- Presidida por el Obispo de Vitoria, D. Juan Carlos Elizalde.

Fecha:     Sábado 10 de abril 2021

Hora:      10:00

Lugar:     Iglesia de San Miguel. Santuario de la Virgen Blanca

Puede ser una imagen de una o varias personas, personas caminando, personas de pie, multitud y al aire libre

La Virgen Blanca mucho antes de que recibiera el patronato civil en 1822 fue, desde el punto de vista popular, patrona “de facto” para la ciudadanía vitoriana. De ello hablan los vestigios escultóricos que hoy se conservan. Varios han sido los lugares y capillas que en la Iglesia de San Miguel existieron bajo su advocación. Numerosas las manifestaciones religiosas y civiles de las vecindades que se acogían bajo su amparo y la propia existencia de la Cofradía de la Virgen Blanca, fundada bajo su advocación por el gremio de cereros en 1613. No faltan y son hechos constatables y documentalmente probados, que también así era, al menos, incluso desde el siglo XVI.

No obstante  a pesar de la existencia de la Cofradía de la Virgen Blanca, y todas las manifestaciones religiosas que se celebraban en Vitoria en honor a esta advocación, no será hasta 1822 cuando se logra, la declaración de patrona civil de la ciudad.

Puede ser una imagen de 1 persona

En la sesión municipal de 31 de julio de 1822 el Ayuntamiento, hace realidad la devoción manifestada por los ciudadanos desde cientos de años atrás y proclamó el Patronato Civil de la Virgen Blanca,  acordando “que se guarde, cumpla y ejecute en todas sus partes, señalando como patrona de la Ciudad a  Nuestra Señora de las Nieves que es el día 5 del próximo mes”.

Siendo ya Patrona civil, a finales del siglo XIX se producen dos intentos por parte del Ayuntamiento para obtener el reconocimiento del patronato canónico por la Santa Sede, en 1884 y 1891, no lográndolo en ninguna de las ocasiones. Como ya es conocido las ferias y fiestas se venían celebrando en septiembre, pero a partir de 1884 pasaron a celebrarse en agosto, haciendo coincidir las fiestas religiosas y civiles. De esta forma por acuerdo municipal se decidió que las fiestas fueran, de forma oficial, en honor de la Virgen Blanca ó de las Nieves , y  según el calendario litúrgico, el 5 de agosto. Será en 1953 cuando la Corporación municipal establezca el calendario festivo tal y como se conoce hoy en día.

 Declaración Canónica de la Virgen Blanca como Patrona de Vitoria-Gasteiz

Pasarán casi cien años desde aquella proclamación del patronato civil, cuando de nuevo el 28 de diciembre de 1920  el Ayuntamiento y al frente de éste, su alcalde Herminio Madinabeitia, presentó una moción en la que alegando “la inveterada costumbre” de honrar a la Virgen como Patrona civil, era el momento de solicitar a la San Sede el Patronato Canónico y la aprobación del Ayuntamiento de tal petición.

Una vez aprobada esta moción en sesión municipal de 30 de diciembre de 1920, se dirigió carta al entonces Obispo de Vitoria, Monseñor Eijo y Garay a fin de que instara a la Santa Sede dicha declaración de patronato canónico

Puede ser una imagen de 1 persona

Leopoldo Eijo Garay. Obispo de Vitoria de 1917 a 192)

El papa Benedicto XV, lo aprueba y por mediación del cardenal Monseñor Antonio Vico, se redactó un rescripto por el que la Santa Sede concedió tal privilegio. En el citado documento en la parte dispositiva dice lo siguiente:

Puede ser una imagen de una o varias personas, personas de pie y al aire libre

“Su Santidad atendiendo de una manera especial al oficio de recomendación del Rvdmo. Señor Obispo de Vitoria, declaró y constituyó con su Suprema Autoridad a la Bienaventurada Virgen María bajo la advocación de las «Nieves» (o de la Blanca] Patrona principal de la Ciudad de Vitoria, concediendo a la misma Madre de Dios todos los privilegios y honores que de derecho corresponden a los Patronos principales de lugares…… 10 de abril de 1921 (firmado) A. Card. Vico                                                                                        

La Diócesis de Vitoria, comunicó en su Boletín Eclesiástico que a tenor de dicha disposición pontificia “la fiesta de la santísima Virgen de La Blanca “debía celebrarse desde este año 1921 en la Ciudad de Vitoria” con rito doble de primera clase y octava por todo el Clero secular y por los Regulares residentes en la Ciudad…..                                                                                    Cardenal Antonio                                                                                                                                                                                             Vico (nombrado en 1911)

Los ritos litúrgicos que se celebraron a partir de ese momento fueron, misas cantadas reglamentarias, y al año siguiente de 1922, en la Junta de la Cofradía de 26 de marzo, se acordó que además de ésta, al final y como aumento al culto a la Virgen  tuviera lugar “la salve cantada“….“ya que la Blanca es patrona de Vitoria”

Puede ser una imagen de una o varias personas e interior

Como broche final de la labor del Ayuntamiento en favor de la Patrona de Vitoria y su relación con la Cofradía, podemos señalar que el 12 de mayo de 1923 solicitó  a ésta  ser admitido en ella como primer cofrade, a lo que la Cofradía contestó nombrando al Ayuntamiento como Abad Honorario de la misma. Este título lo ostenta hoy día, por ello, en la Misa Pontifical del 5 de agosto, el abad de turno, cede el varal, distintivo de la Cofradía, al Alcalde por participar en dicha ceremonia como abad honorario.